Rosángela Alcalá.

La aplicación del fenómeno del bullying se generaliza cada vez más hacia todos los sectores, estratos y organizaciones públicas o privadas, evidenciando un claro desmoronamiento de la sociedad.

La grave y preocupante realidad fue hecha pública por una funcionaria del Inces-Tucupita al asegurar que altos funcionarios de la institución aplican el bullying hacia algunos trabajadores subalternos en  una institución pública que se enaltece como un ícono de inclusión, servicio y con marcados principios socialistas.

“Tengo un acoso laboral desde noviembre del año pasado, me tiene en un grupo WatsApp que se llama Inces-Productivo que lo creó la señora Fenix Trompi  que es la hermana de Franco Trompi, a mi me hacen bullying y a una compañera también”, aseguró la funcionaria.

El bullying sería aplicado con el rodaje de fotografías denigrantes y burlonas en la red WatsApp institucional acompañado por frases sarcásticas como “esta supuestamente trabajando”, y otras frases que incomodan y hacen sentir ofendida a las afectadas.

La existencia de algunas imágenes deja en evidencia algunas frases y fotografías que pudieron ser consideradas ofensivas por la carga de sarcasmo, sin embargo queda para la libre interpretación de los lectores tales palabras que pudieron herir la sensibilidad del ser humano.

Otra forma de bullying y acoso laboral aplicado sería la convocatoria a reuniones a funcionarios “cargos 99” y la exclusión a algunos funcionarios por diferencias personales.

También se ha hecho pública la convocatoria a trabajadores subalternos con sus jefes inmediatos donde los improperios, y ofensas de los jefes predominan por encima de los objetivos reales de las reuniones. Quien hizo pública esta situación responde al nombre de quien es la auxiliar de oficina y analista de recursos humanos.

Loading...
Compartir