Foto: archivo.

Más de 350 deltanos están privados de libertad en la cárcel Arouca en Trinidad y Tobago, sitio de reclusión donde mantienen a los extranjeros por supuestamente infringir leyes migratorias, así lo aseguran los familiares de los afectados en Tucupita, capital del estado Delta Amacuro.

Migladys Cedeño, madre de una odontóloga que emigró para ofrecer sus servicios profesionales en Trinidad y Tobago, informó que la mayoría de las personas están privadas de libertad desde marzo del año 2018; supuestamente sentenciados a 2 y 3 años de cárcel.

Los familiares de los deltanos vulnerados  anunciaron movilización hacia varias instituciones judiciales del estado Delta Amacuro para gestionar apoyo, y la visita a los medios de comunicación para visibilizar lo que ocurre.

Migladys Cedeño instó al presidente de Venezuela, Nicolás  Maduro, interceder ante el gobierno de Trinidad y Tobago  por la libertad de sus allegados.

Loading...
Compartir