Varios decesos han sido contabilizados por parte de Enrique Moraleda, cacique de la comunidad de Nabasanuka, región selvática del Delta del Orinoco.

Las muertes están relacionadas a la crítica situación en que se encuentra el hospital rural Dr. Luis Beltrán Gómez Zabaleta, inaugurado el 30 de julio de 2011 por la misma gobernadora del estado Delta Amacuro, Lizeta Hernández (Psuv), según detalla la autoridad tradicional indígena.

Moraleda dejó claro que se trata de casos donde el paciente pudo haber superado su patología si hubiese sido atendido  a tiempo, o trasladado hasta el hospital central de Tucupita.

Hizo énfasis en que sus señalamientos distan de posiciones políticas. Aseguró que está centrado en la necesidad de atender a una población desasistida. Aseguró además que no hay ambulancia, medicina, ni una planta eléctrica que garantice el funcionamiento del hospital.

Enrique Moraleda advirtió que las personas que se enferman están condenadas a morir por el alto costo que implicaría su traslado al hospital Dr. Luis Razetti de Tucupita.

Escuche aquí la declaración de Moraleda.

Loading...
Compartir