Varias calles y avenidas de Tucupita, reclaman palmeras u otras especies arbóreas para traer sombra y belleza a la Sultana del Manamo y a sus habitantes.

La incorporación de plantas y árboles ornamentales vendría a cambiar la apariencia desértica, que ofrece la ciudad capital en algunos sectores.

La alcaldesa ha comenzado un plan de construcción y ornato de redomas que va rindiendo sus frutos, brindando una mejor apariencia a una población bastante bonita, aunque con cierto grado de deterioro y poca querencia por parte de muchos de sus habitantes.

En esta ocasión presentamos un tramo de la calle Dalla Costa, cercano a la sede principal de la alcaldía, en la que lucirían y darían lustre una hilera de palmeras como las que se han ido sembrando en otros espacios.

Son muchas las carencias actualmente, sin embargo, en sintonía con las ideas de la alcaldesa Loa, una ciudad limpia y hermosa es regocijo para los ojos y el alma, armonía y belleza para los visitantes, y la mejor carta de presentación de los deltanos ante sus paisanos venezolanos y el mundo.

 

Loading...