Hospital de Tucupita | Foto: tanetanae.com

Las adyacencias del complejo hospitalario “Dr. Luis Razetti” de Tucupita en Delta Amacuro se ha convertido en espacios donde operan los denominados bachaqueros o revendedores de fármacos, denuncian los usuarios.

Señalan a camilleros y porteros como los presuntos implicados en esta práctica, que a su vez, estarían operando a través de personas que se dedican a la reventa de medicinas, las cuales son facilitadas por los mismos dependientes del sector salud.

La supuesta reventa de medicamentos en las cercanías del referido centro médico ya había sido denunciada a inicios del año 2017.

La dudosa insuficiencia de tratamientos médicos en el hospital Dr. Luis Razetti fue aprovechado por los denominados “bachaqueros” para captar pacientes y hacerlos víctimas de sus prácticas ilegales.

A inicios del 2017 en el mencionado dispensador de salud se le exigía al paciente comprar todas las medicinas e insumos, y el dinero terminaba en manos de revendedores. En el hospital solo recetaban los medicamentos.

El ingreso de medicinas en cantidades considerables ha ocurrido en contadas ocasiones. En marzo de 2017 se conoció del arribo de fármacos esenciales constituido por antibióticos, antiinflamatorio, tratamientos para pacientes con afecciones crónicas y otros insumos, dejando la farmacia del hospital lo suficientemente abastecida para tres meses, según informó  el Dr. Martín Márquez, Director Regional de Salud.

En abril de 2017, el Gabinete Social de la gobernación del estado Delta Amacuro, donó una cantidad indeterminada de antibióticos, antialérgicos, vitaminas, hierro, y antidiarreicos.

El último ingreso considerable de medicina al hospital de Tucupita concuerda con el desarrollo de un operativo macro de salud, coordinado por instancias nacionales y regionales, el cual fue trasladado a varios sectores del estado Delta Amacuro.

Loading...