Caminó por más de tres horas y ahora no puede mover una de sus piernas

Rosa, una deltana que arribó y retornó caminando desde Paloma hasta el centro de la localidad el pasado lunes, resultó afectada tras inflamarse una de sus piernas. Asegura que se debe por el recorrido. Hasta este martes no podía caminar.

La mujer de 38 años de edad,  caminó por una hora y media desde Paloma hasta el centro de Tucupita  para comprar comida.

No obstante, también tuvo que  retornar caminando en medio del sol hasta su casa en Paloma. La señora Rosa descansó en varias oportunidades. La pierna que  ahora no puede mover, le ardían, relató uno de sus familiares.

Ella andaba sola y afirmó no haber podido más. Arriba tenía el sol y en sus manos unas bolsas con comida. De regreso el recorrido demoró dos horas.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta