Las lluvias, los hurtos al cableado, la desinversión producto de la crisis, el desgaste en los equipos, la insuficiente mano de obra calificada y la baja facturación, han hecho que Cantv se vea obligada a intensificar esfuerzos.

Sus técnicos intentan mantener activas las comunicaciones, en previsión de incidentes que requieran de contactos masivos, para garantizar un mínimo de intercambios que brinden posibilidades a la ciudadanía de acceder a los servicios de salud, seguridad y emergencia, e intentando avanzar en medio de las vicisitudes.

En horas de la noche del jueves 18, pudimos observarlos laborando en los sectores Santa Cruz, Los cocos, Monte Calvario, La perimetral y La esperanza, para restablecer el servicio telefónico.  

Jornadas como esa, se reiteran últimamente atendiendo el llamado de las comunidades, que ven como sus comunicaciones van mermando paulatinamente, a causa de los factores antes señalados.

Desde esta tribuna los aupamos a que mantengan la ética laboral, tan mellada en los tiempos que corren.

Loading...
Compartir