El deltano Carlos Gascón nos cuenta sobre su experiencia en la LPB

El deltano Carlos Gascón, vivió lo que jamás pensó, pero con trabajo y esfuerzo logró lo que parecía imposible. El joven que se crió entre Barrio Libertad y Delfín Mendoza, jamás imaginó que llegaría al baloncesto profesional

Su vida cuando joven se tradujo en un balón de voleibol y otro de futbolito, fue a la edad de 10 años que tocó un balón de baloncesto, y desde ese momento su vida ha sido en el tabloncillo de los tapones.

Carlos será padre por tercera vez, su esposa está en la dulce espera de una niña.

Gascón, estudia Educación Física en UTD Francisco Tamayo

En una entrevista exclusiva para este medio digital, Gascón hablo de su bonita experiencia con Gigantes de Guayana

GL: ¿Cómo estás Carlos?

CG: Muy bien gracias a Dios, feliz de estar nuevamente en mi tierra.

GL: La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ¿cuando estabas con Waraos pensabas que ibas a dar un salto a la profesional?

CG: Para serte sincero nunca pensé que llegaría a la LPB,  porque ya había intentado varias veces con equipos profesionales y no se me daba la oportunidad, pero gracias a mi actuación con Waraos, el profesor José me hizo la invitación al campamento de Gigantes para que yo luchara un puesto con el equipo. Conté con el apoyo fiel de Buffalos, del Sr. Armando Salazar y sus dos hijos, gracias a ellos pude cubrir mi estadía en el campamento y hoy puedo mirar al cielo y decirle todos los días a Dios, gracias por hacer realidad mi sueño.

GL: ¿Cómo fue tu debut con Gigantes de Guayana?

CG: El día que debute con el equipo fue algo bonito, no me lo creía, cuando hice mis dos primeros puntos  desde ese momento me sentí en confianza, yo luche mucho por estar ahí y quiero más, no quiero quedarme solamente en profesional, sigo trabajando para llegar más lejos.

GL: ¿Cómo es el ambiente en Gigantes, cómo se vive haya dentro?

CG: Lo que se vive haya dentro es increíble, yo estoy sorprendido por la manera en que los jugadores que tienen años jugando profesional te tratan, te dan consejos, te abrazan en cada falla que tienes en un juego, en Gigantes se vive como en mi casa, en un ambiente familiar en sana paz, me trataron como un hijo, y a  Dios gracias.

GL: ¿Alguna anécdota con Gigantes?

CG: Si, una marca personal al estadounidense ex NBA Nate Robinson cuando enfrentamos  Guaros, lo estaba marcado bien y en unos segundos nos estábamos empujando mucho y “El Grillito” se me acerco y me dijo, “Gascón no caigas en el juego del gringo que lo estás haciendo bien”, eso nunca se me olvidara.

GL: ¿A que le tenias miedo con Gigantes?

CG: A errar, a que me dieran la oportunidad y no me salieran las cosas, pero gracias a Dios perdí ese miedo cuando debute frente a Panteras y lo hice bien gracias a Dios.

GL: ¿Quien era tu mentor en tu primer año de LPB con Gigantes?

CG:  Fueron varios, pero el que todos los días estaba pendiente era Cappare, me daba consejos, que me portara bien, que entrenara con ganas, que hiciera un esfuerzo extra todos los días, él fue un gran mentor, estaré agradecido de eso siempre.

GL: ¿Que estás haciendo en estos días?

CG: Aprovechando de recuperar las evaluaciones perdidas en la Universidad Francisco Tamayo, algo que se lo agradezco a los profesores, atendiendo a la familia, abrazando a mis hijos, a mi esposa, y entrenando con el equipo del barrio todas las tardes para mantenerme en condiciones.

GL: ¿Que quieres decirle a los chamos, a los que ahora quieren ser como tú?

CG: Que estudien mucho, que no desmayen, que se alejen de la mala vida, que no se vayan por el camino fácil, que trabajen mucho como yo, que el trabajo con esfuerzo da frutos, yo hoy en día estoy disfrutando de todo esto que está pasando en mi vida.

 

 

 

 

 

Loading...