Cartel de búsqueda de Oscar Pérez: su último recuerdo en el Delta

Durante meses el cartel de búsqueda de Oscar Pérez, se exhibió en una de las paredes de la delegación deltana del Cicpc.

Paradójicamente, después de laborar 16 años en el organismo se convirtió en el sujeto más buscado por el mismo organismo en el que se fraguó su vida laboral. Fue prácticamente lo único que hizo en la vida, ser Cicpc.

Hasta el comisario Douglas Rico, director de la institución, negó que prestara sus servicios en el cuerpo de investigación por excelencia de Venezuela.

Al final de sus días, aquel que llegó a ser considerado una amenaza publica nacional, y un terrorista de talla internacional y densas conexiones con las naciones enemigas del país, comenzando por el imperio, terminó siendo un idealista que pensó, al estilo Rambo, en poder emprender una lucha casi en solitario que lo llevara a cambiar el gobierno y promover profundas reformas en el país.

Tras su muerte impacto más que en vida, por la forma en que murió y por la repercusión a nivel mundial de su partida.

Su desaparición física lo redimió, la manera en que falleció despejó las dudas acerca de la naturaleza de su lucha, y le brindó la popularidad que hubiera deseado.

Para muchos lo que sucedió estuvo justificado, para una gran mayoría la pasión por los ideales todavía existe.

 

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta