Estación de combustible en Tucupita | Tanetanae.com.

Aunque aclaran que no todo transporte de combustible en camionetas tendría como destino la sustracción ilegal de carburante, buena parte de las movilizaciones sí irían para la reventa, informan usuarios que aseguran conocer de cerca lo que ocurre, pero no se atreven a “meterse en aguas profundas” por temor.

El tráfico ilegal de combustible sigue evolucionando y torrándose más complejo, con la masiva incorporación de personas naturales, que no se habían dedicado a la práctica anormal en tiempos en que Venezuela no vivía momentos de crisis.

Las casas particulares seguirían convirtiéndose en depósitos peligrosos del carburante en Tucupita. Este problema pone en riesgo a vecinos y transeúntes por el alto grado de inflamabilidad que tiene la gasolina.

No se trata de una actividad de almacenamiento de combustible por necesidad, sino por subsistencia, explica una fuente a Tanetanae.com.

Este combustible tendría como destino el contrabando, cuyo punto de sustracción intermedio sería el puerto fluvial de Volcán, en el municipio Tucupita. El cargamento sería trasladado en tanques de vehículos o bidones, los cuales no son “detectados” en los puntos de control fijo y móvil que tienen cuerpos policiales y militares, en la única carretera nacional de la capital deltana.

Esta práctica no es exclusiva de Delta Amacuro, residentes de ciudades como San Félix y Puerto Ordaz, en el estado Bolívar, también ya es una modalidad muy conocida.

La presunta anormalidad expuesta estaría siendo practicada en la mayoría de las estaciones de servicio de la localidad.

Lizeta Hernández, gobernadora del estado Delta Amacuro, encargó públicamente al comandante de la Zodi 61, investigar las posibles anormalidades que estarían ocurriendo en las gasolineras. Hernández admitió sentirse “preocupada” por la aglomeración permanente de autos a las afueras de las estaciones de servicio.

Loading...
Compartir