Una nueva embarcación se suma a la oferta naviera entre el Delta Amacuro y la vecina isla caribeña Trinidad.

Luego de casi un año de construcción en un improvisado astillero de Villa Rosa, Tucupita,  fue remolcado con dificultad debido a sus características para su botadura en el muelle de la GNB, en el paseo malecón Manamo.

Se trata de una nave de fibra de vidrio con capacidad para unos 50 pasajeros, bastante ligera y segura con todas las comodidades posibles para una travesía agradable.

La embarcación ha realizado dos viajes de prueba, esperando entrar en operaciones comerciales el próximo mes.

El empresario Gustavo Hernández, gerente propietario del hotel Los Manglares, se lanza a la aventura marítima con una nave poco común en estos predios y con la que aspira liderar la oferta del sector.

Loading...