Algunos pasajeros, prefieren la comodidad y el lujo de las pocas unidades de Transdelta que siguen en circulación, y dejan pasar a los conductores de los colectivos viejos, pero funcionales que cubren las rutas, al menos, es lo que creen los profesionales del volante.

Un incidente que hizo notorio de este fenómeno, habría ocurrido este jueves, cuando los usuarios prefirieron esperar por el arribo de un Transdelta, mientras un bus esperaba de acuerdo a su turno.

Como medida de respuesta, los conductores han aseverado que ya han identificado a estas personas, y no se pararán cuando los vea en las rutas.

“Después que no se quejen si paso vacío y los dejo parado en la parada”, dijo Antonio Jiménez, chofer de una de las rutas.

Sobre este hecho, fueron consultados varios usuarios, y coincidieron en que no se trata de ignorar a un bus por sus condiciones, sino por el incumplimiento de las tarifas establecidas, y el cobro excesivo del pasaje.

Loading...
Compartir