El choque entre los vehículos que se observan en la foto fue acompañado de una pelea a puño limpio entre ambos conductores.

Por suerte ninguno quedó herido a consecuencia del impacto, aun cuando el conductor de la moto reclamaba el pago de los supuestos daños a lo cual se negó el chófer del carro, originando la riña.

Los motorizados que circulaban por el lugar quisieron sumarse en apoyo al compañero involucrado en el accidente, sin embargo al ver la pelea terminaron interviniendo para serenarlos.

El publico impávido no hallaba que hacer generando una tranca que se mantuvo por minutos.

Cerca de una hora después cuando ya había pasado todo y se habían calmado los ánimos, apareció Tránsito Terrestre a elaborar la experticia y determinar responsabilidades.

Como dicen en criollo “Transito llegó fue a recoger los vidrios”.

 

Loading...
Compartir