Chugaby se ha convertido en una de las figuras de la campaña de Loa

Lizeta no juega carritos, apela a la más pura lógica.

Si Chugaby fue clave para que Loa perdiera en las internas con Carlos Gómez, la carta a jugar para que Loa triunfe es Chugaby.

Donde quiera que llegan el candidato parece Chugaby, un discurso adecuado a las circunstancias, el conocimiento previo de los líderes del sector, la historiografía de la comunidad, las obras hechas en el entorno en Revolución, en fin, un conjunto de matices que adornan un discurso ya de por si florido.

Loa acostumbra emular los discursos del alto mando chavista una y otra vez, mientras que Chugaby le imprime un sabor lugareño con orlas de retorica revolucionaria

Las campañas políticas puertas afuera en calidad de acompañante, lideradas por figuras políticas del calibre de Héctor Rodríguez, le han servido de mucho, subió de nivel.

Por otra parte, no se ha dormido, aprovecha la ocasión y presenta cada vez que puede su equipo abriéndose caminos entre las enramadas chavistas.

Y promete, promete mucho, en dos sentidos: promete ayudas y de por sí promete, promete llegar a lo más alto. Esta última es una promesa inmanente a su figura, es un líder en ciernes.

Hay quienes dicen que sin Chugaby la campaña de Loa no sería la misma. Tomando en cuenta el techo previo de Loa, el 10-D tendremos la respuesta.

 

 

 

Loading...