(Los Ángeles, 06 de septiembre. EFE).- Al menos cinco personas han muerto por usar cigarrillos electrónicos en Estados Unidos, dijeron este viernes autoridades de la salud, informando también que el número de pacientes con dificultades respiratorias graves vinculadas al vapeo se duplicó a 450 en el país.

Funcionarios federales no confirmaron qué marcas o sustancias en los líquidos de los cigarrillos electrónicos podrían haber causado los problemas respiratorios observados, que derivaron en internaciones, asistencia respiratoria y, en algunos casos, comas inducidos.

Pero un denominador común frecuente en los pacientes es que habían estado vapeando productos con THC -la sustancia activa del cannabis- comprados en el mercado negro, la calle o Internet.

Este fue el caso de al menos una de las dos víctimas cuyas muertes fueron anunciadas el viernes por la tarde por las autoridades sanitarias locales de los estados de California (oeste) y Minnesota (norte). Ambos tenían una edad relativamente avanzada y padecían una mala salud.

«El paciente de Minnesota tenía más de 65 años y murió en agosto después de una hospitalización larga y complicada«, dijo la Agencia de Salud de este estado en un comunicado.

Según los expertos, este paciente sufría problemas respiratorios crónicos y le internaron por una grave lesión pulmonar. Las investigaciones han relacionado estas lesiones pulmonares con la inhalación de vapores de productos ilícitos que contienen THC, según el comunicado.

En California, la Agencia de Salud Pública del Condado de Los Ángeles informó sobre la muerte de un paciente mayor de 55 años. «Sufría de problemas de salud crónicos», pero es el vapeo lo que se considera la causa probable de su muerte, dijo el jefe de la repartición, Muntu Davis.

No se especificó qué tipo de productos usó, pero se indicó que de los 12 casos de pacientes del condado que se enfermaron después del vapeo, incluido el fallecido, todos menos uno «tenían por hábito consumir productos a base de cannabis o marihuana».

Por su parte, el estado de Nueva York sospecha que un aditivo que contiene vitamina E, que normalmente se utiliza como cápsula o crema para la piel, pueda ser la causa de las enfermedades al pulverizarse a altas temperaturas e inhalarse.

Pero autoridades federales de la salud se mostraron más cautas este viernes, durante una conferencia telefónica, a la espera de conclusiones claras de análisis de laboratorio.

«No se ha identificado una sustancia o molécula única, incluido el acetato de vitamina E, en todas las muestras analizadas«, dijo Mitch Zeller, director del centro para el tabaco de la agencia estadounidense de Drogas y Alimentos (FDA).

«Todavía no tenemos todas las respuestas», agregó Ileana Arias, directora de enfermedades no infecciosas de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Las otras tres muertes registradas ocurrieron en Indiana, Illinois y Oregon este verano boreal.

Con información de AFP

Loading...