Panelas de marihuana incautadas

A medida que avanzan las horas van conociéndose más detalles sobre la ambulancia oficial con drogas que fue retenida en la alcabala el Cierre de Tucupita.

A bordo se encontraban los ciudadanos Carlos Hernández de 39 años y Frine Gil de 40, ambos manifestaron haber sido pareja de hecho, haciendo vidas separadas en este momento.

Hernández señaló residir en Maturín siendo funcionario activo de PDVSA, mientras que Gil, sin oficio definido, dijo vivir actualmente en Trinidad adonde se supone iría la droga.

Según Hernández, Gil le habría pedido una cola hasta Tucupita bajo la excusa de que necesitaba traer una ropa. En vista de sus vínculos pasados este tomó la batería de su carro y se la colocó a la ambulancia de PDVSA Morichal, que permanecía estacionada en las instalaciones de Construpatria en Monagas por la carencia del generador, de ello no informó a nadie.

Ya en la alcabala, en vista de la actitud hostil mostrada por la dama, un funcionario perteneciente a la FTA (Fuerza de Tarea Antidrogas) insistió en revisar el vehículo encontrando dos maletas en cuyo interior reposaban 46 panelas de droga del tipo marihuana con un peso de 29,300 kilos.

El hecho ocurrió a las 4 pm de este sábado desatando en las horas posteriores una ola de pesquisas y allanamientos, que condujeron a otras tres detenciones y la liberación de dos boletas de búsqueda y captura.

En Maturín fue detenida una hija de Gil de 24 años, y en allanamiento efectuado a la Pescadería Pedernales en Agua Negra fueron detenidas otras dos personas, en cuyo poder hallaron dos escopetas del calibre 12 y un revólver calibre 38. Sus nombres no fueron suministrados, extraoficialmente se pudo conocer que uno de ellos habría sido GNB.

Son buscados activamente el ciudadano Emil Martínez Becerra apodado “Millo” con residencia en Centro Poblado de Cocuina, y un ciudadano de origen trinitario, que fungiría de enlace con las mafias internacionales de las drogas

Cabe destacar que esta incautación se produjo 15 días después de haberse efectuado el cambio de mando en la Zona 61 de la GNB, obedeciendo a las instrucciones recibidas por el nuevo Comandante G/B Gonzalo Bonilla de multiplicar las acciones contra los contrabandistas y narcotraficantes, azotes de nuestras fronteras.

Curiosamente el conductor de la ambulancia, Hernández, estaba más preocupado por lo que pudiera pensar su actual mujer, que por la pena carcelaria que se le avecina. Así de grande habrá sido su falta o así de dura será su señora, pero eso será objeto de otra investigación.

Loading...
Compartir