Cinco karatecas superan la prueba en la escuela Shotokan Tucupita

La disciplina del karate toma un nuevo auge en Tucupita. Una de las escuelas de mayor tradición en Delta Amacuro, realizó la promoción a cinco de sus alumnos con un cambio de cinta, un gesto que implica un mayor grado de crecimiento en los atletas.

Los atletas evaluados fueron Carlos Arrieche (9no. Kyu), Eudes Rojas (8vo. Kyu), Alejandra Lezama (8vo. Kyu), Joaquín Lezama (8vo. Kyu), y Eudismar Rojas (6to. Kyu).
Los Kiu tienen que ver con la progresión de los estudiantes antes de la obtención de un nuevo Dan, y de acuerdo con ellos, se asignan los colores de los cinturones.

La escuela de karate Shotokan Tucupita y su maestro el sensei José Marín, informó que la práctica del karate continúa abierto al público en general. Recomendó sumarse a este deporte por su capacidad de fomentar la paciencia y la tranquilidad en las personas que las practican.

Pese a ser un deporte de contacto y combate, la práctica del karate desarrolla en las personas los valores del respeto y el principio de no agresión. Además, contribuye a lograr beneficios mentales y físicos.

“El karate se concentra en lograr conocimientos y control de uno mismo mediante la destreza física y mental. Se aprende habilidades de defensa útiles para la vida, pero no es un arte marcial para agredir, y eso no solo lo entiende el alumno, sino que también los asume”, explicó el sensei José Marín.

De acuerdo con Marín, el karate influye especialmente de forma positiva en los adolescentes al ayudarlo a desarrollar la voluntad natural de las personas y el cumplimiento de normas de convivencia.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta