Cinco prófugos de Guasina integran grupo que atacó a comisión mixta en rescate de rehenes

El interrogatorio al grupo de 75 personas raptadas en una zona cercana a Tirital, comunidad fluvial del municipio Tucupita, permitió identificar positivamente a 7 de las personas que se batieron a tiros con una comisión mixta integrada por el Cicpc, las Faes y la GNB.

Las víctimas coincidieron al señalar en el catálogo de fotos a:

  • Ramón Junier Bermúdez, apodado “el gordo”.
  • Elieth Jacob Díaz Salazar, apodado “Colombia”.
  • Ronald Jesús Reyes Ortiz, apodado “tego”.
  • Elionel Bernardino González González.
  • Junior Alberto Martínez Brito, apodado “papo”.
  • Diogmar González, apodado “perrote”.
  • José Gregorio González, apodado “goyo”.

De las 7 personas, 5 están incluidas en la lista de los 14 evadidos, reportados en listado oficial, del Centro de Reclusión y Resguardo Judicial Guasina.

  • Ramón Junier Bermúdez, apodado “el gordo”.
  • Elieth Jacob Díaz Salazar, apodado “Colombia”.
  • Ronald Jesús Reyes Ortiz, apodado “tego”.
  • Junior Alberto Martínez Brito, apodado “papo”.
  • José Gregorio González, apodado “goyo”.

Según el reporte policial, “la comisión fue recibida a disparos por las personas antes mencionadas, logrando repeler la acción ilegítima de la cual fueron objeto”.

“En el sitio se logró rescatar setenta y cinco (75) personas que mantenían en cautiverio, de las cuales quince (15) son menores de edad. Se recuperaron dos (2) embarcaciones donde viajaban las víctimas hacia la República de Trinidad y Tobago y, una (1) embarcación tripulada por los sujetos evadidos del Centro de Reclusión y Resguardo Judicial Guasina. El procedimiento quedó a cargo de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y Fiscalía del Ministerio Público”.

El enfrentamiento, sin víctimas aparentes, hizo patente la posibilidad de que la incipiente agrupación conformada por 7 miembros, con amplia experiencia en las lides delictivas, pretenda conquistar un territorio que había sido parcialmente despejado luego de la desarticulación de la banda de Evander.

Testimonios  

Una dama que padeció el rapto en compañía de su pequeña hija, manifestó que en un primer momento el trato fue respetuoso, para dar pasó, luego que presuntamente consumieran drogas, a voces airadas cargadas de groserías y la posibilidad cierta de ser agredidas físicamente.

“Gracias a Dios nos rescataron, la situación iba camino de convertirse en un infierno”, expresó.

Posibles muertes

Varias versiones indican que algunos de los fugados del retén podrían haber caído producto de las balas, sin confirmar la especie.

Según la versión de las autoridades, huyeron hacia la selva una vez que la comisión abrió fuego en dirección al grupo.

“Nos dispararon y al repelerlos se escaparon, no tenemos evidencia de que ninguno haya muerto”, indicó la fuente.

Compartir contenido