Cinco razones del problema con el combustible en Tucupita

Menos combustible

Antes de la crisis venezolana, ocasionada por prácticas anormales que hicieron caer la industria petrolera en el país según denuncias de diferentes organizaciones civiles y políticas, Tucupita recibía  al menos 39 mil litros de combustible por día. La última actualización informativa divulgada en 2020 por Alexander Amares, secretario de gobierno de la entidad y Loa Tamaronis, alcaldesa de la capital de Delta Amacuro, apenas arribaba entre 9 y 13 mil litros diarios. Se desconoce cuánto llega ahora.

Deterioro e intentos fallidos en las refinerías

Producto de la decadencia petrolera, las tres refinerías del país fueron cediendo sus operaciones. en Venezuela existen ocho refinerías, aunque no todas son utilizadas para el procesamiento de gasolina y diésel. Las más reconocidas han sido Amuay y Cardón en Falcón, El Palito en Carabobo y la de Puerto La Cruz en el estado Anzoátegui. Todas han presentado paralizaciones parciales de las que no han logrado salir pronto, demorando así todo tipo de surtido.

El actual gobierno de Venezuela atribuye estos problemas a las sanciones de la administración de los Estados Unidos contra el país, que iniciaron  en 2019, pese  a que la falta de combustible ya se mantenía desde el 2014. Según el presidente Nicolás Maduro, todos estos complejos de refinación fueron construidos con tecnología estadounidense, ahora impedidas de ofrecer asistencia técnica.

Caídas del sistema

Además de la falta de combustible, otra traba que produce largas colas y sufrimientos entre los usuarios, es la caída recurrente del sistema de Biopago, el mecanismo que se usa para llevar- según el gobierno- un control de las ventas.

Se desconoce si se debe a la falta de internet o la caída de su servidor para Venezuela. Los afectados apenas afirman, «se cayó el sistema». Este problema ha sido admitido por la gobernadora Lizeta Hernández, quien ha sugerido extender las horas para la atención.

Colapso de vías

La espera se ha prolongado para los usuarios, quienes ha tenido que madrugar por al menos dos días consecutivos en las colas, ya que «el camión no ha llegado». La gobernadora Lizeta Hernández confirmó el pasado miércoles que el colapso de un tramo vial al sur de Monagas retrasaban el arribo de combustible.

Solo dólares

El hecho de que en la estación de servicio donde venden combustible a precio de referencia internacional solo acepten divisas en efectivo y no otras formas de pago, traba la adquisición de carburante, ya que no todos tienen dólares en billetes. Apenas pocos usuarios pueden verse beneficiados. Los que no logran, se suman a las largas colas de espera.

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta