Con ocasión de haber dirigido en el primer juego de la semifinal de la Liga Superior de Fútbol de Salón División Oriente, quien suscribe la presente columna tuvo el honor de compartir con un extraordinario investigador de las reglas del fútbol de salón y del comportamiento de quienes son los responsables de que no se tergiverse la normativa de juego sobre el rectángulo.

Amigos lectores, se trata del árbitro Ciro Rosario, con quien me une una excelente amistad y con él que en muchas ocasiones he discutido amenamente concordando en numerosos criterios.

La coincidencia con relación a la normativa ha sido muy buena. Ciro es un estudioso del reglamento de juego del fútbol de salón en todos los sentidos. Éste amigo esta siempre dispuesto a brindar una asesoría efectiva al equipo técnico que está en la mesa de control, estimulándolos a mantener una atención plena y una marcada concentración enfocados en el juego en desarrollo.

Las conversaciones con este maestro del mejor fútbol de salón son siempre fluidas, de carácter diáfano, dejando notorias enseñanzas. Con Ciro analizamos las distintas variables, la forma de resolver cada una de ellas, las características de la competencia federada, como debería concebirse y forjarse el deporte espectáculo y en cuanto ayuda al impulso de la disciplina, la necesidad de ayudarnos y por supuesto de ayudar a los demás, y otros tantos principios que están enmarcados en la gran fiesta deportiva que es el fútbol de salón.

Sin duda, que hablar con Ciro Rosario, quien también es profesor universitario, es conversar con un pedagogo, con un perfeccionista que nos motiva a tener la certeza de que las cosas pueden mejorar, de que pueden hacerse milagros con muy poco derivándose en beneficios para muchos.

El fútbol de salón es un deporte, que gusta a quienes están en su entorno, y por tanto es un escenario que debemos aprovechar para seguir aportando a esta sociedad que tanto lo necesita.

Los árbitros, los anotadores, el público, la dirigencia, las actividades antes de cada juego, lo que se hace luego de la competencia, las estadísticas, son varios de los temas que domina con solvencia el Prof. Ciro Rosario, y que poco a poco serán ventilados en este espacio, como una forma de aportar a favor de la evolución del deporte.

Amigos lectores, algunos de los temas conversados ya han sido tratados en este espacio, sólo que existen posiciones deben ser discutidas, contrastadas, respetadas y apoyadas, sobremanera cuando éstas vienen de una persona tan sabia como lo es el Profesor Ciro.

Son incontables las gratificaciones que deja el deporte cuando la propuesta es de servicio, de forjar la personalidad del prójimo, de ser aceptado por la sociedad en su conjunto, de cultivar un ciudadano integro y cabal, en eso con el Profe. Ciro también existe plena coincidencia.

Sumemos, indaguemos, investiguemos, pero sobremanera hagamos la posibilidad de tomar acciones con las cuales podamos avanzar juntos hombro a hombro, tomados de la mano como hermanos y por la misma causa, la cual es… el fútbol de salón, un deporte que apasiona. Desde este espacio, estamos prestos y dispuestos a seguir el ejemplo de Ciro Rosario, un investigador y analista permanente.

Amigos y amigas, que han leído éste espacio en lo sucesivo me permito sugerir algún comportamiento a seguir o a no seguir. En esta ocasión, recomiendo que cuando manejes no pases al vehículo que va dente de ti por su lado derecho, esto pudiera concluir en un hecho fatal. Hasta luego y para contactos @joseceden.

Loading...