Una liceísta camina por una parte del centro de Tucupita / Tanetanae.com.

Las clases a distancias que han implementado las unidades educativas en Venezuela para prevenir la propagación del nuevo coronavirus, ha generado más gastos monetarios  en los padres y representantes.

La señora Julia Herrera, tiene a dos hijos estudiando en el liceo José Enrique Rodó de Tucupita. Uno cursa el primer año y el otro ya está en segundo año de educación media diversificada.

Herrera reveló que cada semana debe comprarle aproximadamente 10 hojas blancas a cada estudiante. Una hoja de papel tiene un valor de 100 mil bolívares, es decir, que ella debe desembolsar hasta 2 millones de bolívares para adquirir el material con el que sus hijos deben realizar las actividades académicas que les asignan los docentes.

Ella lamenta que ahora tenga que invertir más dinero en los estudios de sus hijos cuando anteriormente, ellos realizaban las actividades en las aulas de clases utilizando los materiales escolares que tenían a su alcance.

“Antes yo no gastaba tanto, pero ahora con estas clases a distancias tengo que comprarles hojas. Hay otras personas que tienen que pagar hasta 1 millón para que algunos profesores investiguen las tareas de los niños”, destacó la madre deltana, la mañana del viernes 6 de noviembre.

Julia Herrera dijo que con los 2 millones de bolívares que debe desembolsar para las hojas de papel, ella pudiese comprar tres o cuadro productos alimentarios en los establecimientos comerciales de Tucupita.

 

Loading...
Compartir