Colapsa el transporte público en Tucupita, Delta Amacuro

“Éramos muchos y parió la abuela” cabe mencionar ese refrán para dar a conocer el nuevo contexto de crisis por el que atraviesa el transporte público en Tucupita, la capital del estado Delta Amacuro.

Apenas pueden verse unas  ocho unidades de la empresa gubernamental, Transdelta, rodar  por las rutas, mientras que otros destartalados autobuses del sector privado intentan mantenerse operando. Esta flota de vehículos, ya de por sí reducidos en cantidad y calidad de servicio, se mostraban colapsados previo al inicio del nuevo año académico en Venezuela, pero una vez entrado el ciclo escolar, la demanda creció y el abarrotamiento se evidencia en las diferentes paradas de la pequeña localidad.

Una gran cantidad de personas deben ceñirse, también para el transporte, a las colas. Se trata de aguardar durante al menos dos horas mientras aparece un carro por puesto o una unidad autobusera.

El panorama recrudece más en la ruta sur de Tucupita. Las horas pico se han convertido en un dilema entre el poder llegar a casa en un transporte, de cola, a pies, o simplemente quedarse donde algún conocido.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta