Comer frutas “quedó en la cuarta República”, dice un deltano

La guayaba, el mango, la piña y el cambur que comúnmente compraban los deltanos tienen precios inaccesibles. Hoy en día no se pueden adquirir en cantidades considerables, lo que significa una alimentación menos favorable para las personas.

Comer frutas «quedó en la cuarta República”, dijo un sexagenario que vende sardinas en el mercado municipal de Tucupita.

Menos ciudadanos logran comprar productos del campo. En un recorrido por los sitios donde suelen expender este tipo de rubros se pudo observar que estos poseen un valor económico considerado como “demasiado alto” para los compradores.

El kilo de piña: 5 mil Bs.

El kilo de parchita: 8 mil bolívares.

La guayaba: 3 mil Bs por kilo.

Estas frutas a pesar de ser de producción local mantienen altos precios en medio de una inflación que cada día recrudece más.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta