Foto: archivo.

Los comerciantes de algunos negocios de Tucupita, vierten el café que originalmente estaba empaquetado, en bolsas desechables para luego venderlo de modo que estire sus ganancias. Si bien, resulta más barato para los usuarios, se trata de un producto cuya calidad se pone en duda.

Una mayoría de los deltanos no adquiere café empaquetado confiable, por su precio, sin embargo, acude a los puestos donde lo venden en bolsas desechables, aun cuando desconociendo su procesamiento y calidad.

Una vendedora que tiene su negocio en la carretera nacional de Tucupita, señaló que ha tenido que echar  el café en bolsitas desechables, porque las personas no les compran el café empaquetado, por lo caro que está.

“Así es la única forma de vender el café”, dijo la comerciante.

Un paquete de café de apenas 100 gramos, esta valiendo 15 mil Bs en los comercios “chinos”.

Una teta de café está costando entre,  3 mil a 5 mil Bs, mientras que la misma bolsa desechable de café con mayor cantidad, está  valiendo 10 mil Bs.

“En ocasiones, las bolsitas trae más que el paquete”, dijo un deltano abordado en el centro de Tucupita.

Otras personas, recurren a moler café para no estar comprando dicho producto.

Loading...
Compartir