Una perrera sale del miniterminal de Tucupita cargada de pasajeros | Tanetanae.com.

Las personas que viven en la vía nacional de Tucupita deben pagar altos precios por concepto de pasaje. El paro de transporte que hasta ahora mantienen los transportistas de la ruta sur de la localidad, ha provocado un desajuste monetario a los ahora afectados. En medio de la manifestación, las “perreras” han tomado el poder.

A pesar de que la empresa Transdelta- organización de transporte del gobierno regional- intenta mantenerse operativa con apenas cinco autos colectivos, estos no suficientes para abordar la demanda, porque la ruta involucrada en el conflicto de choferes, posee más usuarios.

La paralización ha supuesto un desembolso extra para los pasajeros vulnerados, porque estos deben ahora saldar un pago de 500 Bs  a los conductores de las denominadas “perreras”; se trata de coches no habilitados (al menos no normalmente) para el traslado de personas.

Un señor que dijo llamarse Juan Pérez,  relató el miércoles (17-4.19) que permaneció unas dos horas aguardando por un autobús, pero finalmente tuvo que abordar una “perrera”, donde pagó 500 Bs.

“Los Transdelta pasaban llenos (copados de usuarios), y decidí agarrar (tomar) una perrera para llegar al centro”, reveló el señor Pérez a Tanetanae.com.

En medio de la desesperación, los pasajeros deciden abordar cualquier auto con tal de arribar al trabajo o, a casa. Esta realidad ha posicionado a las perreras como las “mandamás” del transporte, cobrando así una especie de poder en el sector transporte de la localidad.

Loading...
Compartir