Un joven comunicador social deltano, que habría fungido como periodista de Mercal, la alcaldía de Pedernales, Inces, el equipo comunicacional de Javier Bertucci en su visita al Delta, corresponsal de Sun Channel, entre otros, solicitado actualmente por el Cicpc subdelegación Tucupita, por presuntamente haber cometido varias estafas, se estaría haciendo pasar por médico en Brasil.

En la nación amazónica, según paisanos que lo conocen, con base en su supuesta profesión, solicitó trabajo como cuidador de adultos mayores, presentando como credencial de haber cursado la carrera el aval de un reconocido pastor deltano, ignorante de la situación.

Julio César Castillo, habría huido luego de conocer que se le imputó el delito de estafa en perjuicio de numerosas personas a las que solicitó dinero para garantizar la compra de combos de electrodomésticos de “Mi Casa Bien Equipada”, para luego ocultarse.

Habituado a desaparecer largos periodos de tiempo hasta que se olvidaban sus fechorías o cesaban las denuncias en su contra, está vez cruzó la frontera venezolana hasta el gigante del sur.

Por desgracia para él, su mala fama lo persigue ocasionando que se conozcan desde lejos los pasos que da en su carrera delictiva.

Gente que empaña la nacionalidad venezolana, afectando la migración digna y decente que lucha por forjarse un mejor futuro.

 

Loading...