Con Tulio Escalona siempre hay esperanzas

Cuando una persona atesora un cumulo importante de experiencias pareciera que nada de lo acontecido le sorprende, el bagaje adquirido durante su trajinar diario en los distintos ámbitos lo somete a una especie de entrenamiento, que le permite evaluar con claridad los acontecimientos de su entorno; además, es una especie de aquilatamiento de virtudes y cualidades o un peculio invaluable el conocimiento adquirido a lo largo de su existencia.

La efectiva mirada o el tercer ojo desarrollado intuitiva y deductivamente, le brinda la posibilidad de que los resultados futuros, en el caso de cualquier decisión que tome, sean los mejores. Se tiene la idea de que a una persona de avanzada edad nada le sorprende, y por ese motivo es necesario que asumamos el envejecimiento, no como muestra de desgaste, sino como una evidencia de la sabiduría necesaria para la solución apacible y razonable de los conflictos.

Una persona que conoce mucho al respecto es el buen amigo Tulio Escalona, dirigente deportivo del fútbol de salón. Enraizado en el estado Cojedes, es empresario, ha estado muchos años vinculado a la academia, pero sobre manera es una persona apegada a servir al prójimo. En los distintos espacios donde es posible interactuar con Tulio, él se convierte en una oportunidad de triunfo, ya que su disposición a actuar es siempre positiva, visualizando los caminos que nos conducirán al éxito en cada situación. En el futsal venezolano no es la excepción, ya que en su paso por la Federación Venezolana de Fútbol de Salón (Fevefusa), realizó aportes bien significativos, no sólo en el ámbito nacional, sino además en el plano internacional, al corresponderle en múltiples ocasiones decir presente en representación del futsal venezolano.

Aun cuando Tulio ya no está en el Directorio de Fevefusa, está pendiente del accionar del deporte de mayor práctica en el mundo y sigue apoyando a quien lo requiera; atiende las invitaciones, se hace presente en las distintas competencias que organiza la dirigencia del fútbol de salón, pero además siempre pregunta ¿en qué puedo ayudar? Quienes conocen a Tulio Escalona, no se extrañan de su excelente comportamiento. Sus ideas siempre las presenta de forma accesible, algunos entrenadores pueden dar crédito de su grado de desprendimiento al momento de orientar, en su pirámide de valores la formación es lo primero para conquistar espacios y salir airosos de los compromisos.

Tulio es siempre generoso dando lo mejor de sí; es un maestro en pulir el talento que nadie logra ver ni percibir, forjando extraordinarias gemas deportivas.

Amigas y amigos lectores, luego hablaremos de “Tranquilín”, un personaje que muchos conocen desde el ángulo positivo del fútbol de salón, por lo pronto hay que seguir el ejemplo de Tulio Escalona, mejorándolo todo para evitar las sorpresas y suprimir la desesperanza.

Hasta una próxima oportunidad, y para contactos también puede ser por Facebook / José E. Cedeño González (El hijo mayor de Otilia González).

 

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta