Deltanos permanecieron en casa atentos de lo que pasaba en Caracas

Ya desde tempranas horas de este 5 de enero, día esperado por la mayoría de los venezolanos, la capital de Delta Amacuro permanecía apática en cuanto a aglomeración de personas entre las calles de Tucupita a diferencia del pasado lunes 4 de enero.

En Caracas, algunos seguidores del oficialismo y de la Mesa de la Unidad Democrática, se preparaban para asistir a las afueras de la sede del parlamento nacional para presenciar de cerca la instalación de la nueva Asamblea Nacional.

Las calles de Tucupita, mientras tanto, aparentaron estar en un día domingo más; la soledad se hizo sentir pasadas las 11 de la mañana cuando en el hemiciclo de la AN, empezaba la instalación.

Fueron muchas las expectativas negativas y positivas, pero que finalmente terminó positivamente para la paz, pese a la actitud cuestionable de los parlamentarios Héctor Rodríguez y Pedro Carreño.

Los deltanos siguieron de cerca el discurso del nuevo presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, cuyo lenguaje de finura en el marco del respeto y el humor que lo caracteriza, se enfocó en el marco del rescate de la institucionalidad del estado de derecho de todos los poderes públicos venezolanos y el cambio que promovieron en las pasadas campañas electorales del 6D.

Los medios de comunicación tuvieron, nuevamente, acceso libre a la sede de la Asamblea Nacional y la total libertad de cubrir el evento pautado.

INSTALACIÓN DE LA ASAMBLEA NACIONAL DE VENEZUELA
INSTALACIÓN DE LA ASAMBLEA NACIONAL DE VENEZUELA
Loading...
Compartir