Fátima Salazar con vestimenta tradicional warao de rojo, mientras era juramentada.

Luego de la instalación de la nueva directiva del Consejo Legislativo Bolivariano del estado Delta Amacuro, la presencia femenina quedó claramente definida y dirigirá los destinos del cuerpo legislativo regional en el periodo 2016-2017.

Para el acto de instalación, la diputada Isabel Domínguez de Soto fue designada como secretaria accidental según reglamento interno de debate del Clebda.

La diputada Fátima Salazar fue la elegida por unanimidad después de ser propuesta por la legisladora Zaida Maita en su condición de presidenta saliente del cuerpo legislativo.

La nueva junta directiva para el periodo 2016-2017 quedó de la siguiente manera:

Presidenta: Fátima Salazar

Vicepresidenta: Isabel Domínguez de Soto

Secretaria de Cámara: Aboda. Marnelys Tochón

En  el acto, la ex presidente de la cámara legislativa, Zaida Maita, dio a conocer que de acuerdo a la nueva Constitución de Bolivariana del estado Delta Amacuro, la figura de sub secretaría de cámara queda abolida, por tanto, solo tres damas regirán los destinos del órgano legislativo en el nuevo periodo que recién inicia.

¿Quién es Fátima Salazar?

Nació en Curiapo, municipio Antonio Díaz; fuera de la política tenía popularidad entre los waraos por tener siempre la agilidad de maquillar a las mujeres que querían verse diferente.

Posteriormente, como casi todas las personalidades que se suman a la pida política, emprendió una aparente lucha por la demarcación de tierras en el estado Delta Amacuro. Esa iniciativa, la impulsó a formar parte de la organización indígena UCIW, Unión de Comunidades Indígenas Waraos.  A partir de esa responsabilidad, junto al líder warao Librado Moraleda, a quien se le conoce más por su férrea lucha hasta su desaparición física por las tierras indígenas, llevaron a cabo varios procedimientos legales contra algunos ganaderos que sin previo permiso ocuparon tierras originarias.

Tras fuertes amenazas por parte de los terratenientes, la  hasta ahora diputada Fátima Salazar decide permanecer bajo perfil.

Con los aires de lideresa que traía luego de algunas luchas por  el territorio indígena, se postula por primera vez como candidata a ocupar un puesto en el Consejo Legislativo Regional, pero al no ser apoyada por una organización de gran peso monetario, salió derrotada.

Posteriormente fue designada por la saliente gobernadora Yelitza Santaella como presidenta del Instituto Regional de Atención al Indígena, IRIDA, y ratificada por la mandataria Lizetica Hernández.

Una vez Hernández en el poder, logra finalmente que Fátima Salazar quede electa como legisladora regional por el Partido Socialista Unido de Venezuela.

Loading...
Compartir