Conozca las claves para ser un emprendedor exitoso según Raúl Gorrín

Fuente: Personajesvenezolanos.com  19-10-2017 10:20AM

Empresario, humanista y por sobre todas las cosas: ¡Venezolano! Así se describe el doctor Raúl Gorrín, quien no solo es conocido por ser el Presidente de Seguros La Vitalicia. Desde hace algún tiempo, ha decidido usar sus redes sociales con un claro propósito: motivar al #JovenVenezolano en la conquista de sus metas.

Para este visionario hay 3 elementos que marcan la diferencia entre un emprendedor exitoso y otro que no lo es, “y se trata en primer lugar de CREER, tanto en uno mismo y en nuestros talentos, como en la idea que deseas desarrollar, si tu no crees en esa idea, nadie te la va a comprar. El segundo elemento, es la pasión, el estar enamorado de lo que haces, de lo que deseas emprender.

La pasión es la energía vital para el desarrollo de la empresa, es la que te impulsa a pararte todos los días, a trasnocharte si es necesario, esa que inspira a los demás a formar parte de esa idea y a acompañarte en esa experiencia, y por último, tenemos la PERSISTENCIA, un emprendedor que no es persistente, está condenado al fracaso, si al primer traspié tiro la toalla, entonces no estoy preparado para vivir esta aventura, debo estar dispuesto a caer para volver a levantarme al día siguiente, porque el emprender no es una carrera de 100 metros planos, sino una de obstáculos”, expresa.

El mensaje que quiere darle a la juventud y sobre todo a aquellos que desean emprender, “es que identifiquen primero qué es lo que les gusta hacer”. Explica que “el emprendedor tiene que detectar primero cuál es su pasión, cuál es la empresa que desea tener, visualizarla, y ese es un elemento fundamental”.

El doctor Gorrín, nos cuenta que antes de contratar a alguien como ejecutivo de sus empresas, lo primero que pregunta es qué le gusta hacer, “porque trabajar por trabajar no tiene sentido, lo más importante del trabajo es hacerlo con pasión, hacerlo con ganas, que no sea un peso, sino una diversión.”

Sospecharán entonces, que no por casualidad ha cosechado tantos buenos frutos.

“Antes de que compráramos Seguros La Vitalicia en el año 2006, yo siempre había querido tener una empresa de seguros, así que no fue que ocurrió por casualidad, siempre quise ser asegurador, y era una idea que fui visualizando, hasta que se dio la compra de la empresa, que para ese entonces era muy pequeña, pues sólo ofrecía la póliza de seguro de vida, no tenía patrimonial, no tenía automóviles, ni fianzas, y desde que la compramos nos enfocamos primero en ponerla al nivel de las demás empresas del ramo, haciéndola competitiva; conformando un equipo gerencial y ejecutivo de primera; desarrollando los nuevos productos con nuestro equipo actuarial; y lanzando una campaña publicitaria que rápidamente nos posicionó entre las mejores, convirtiéndonos en la nueva referencia del Mercado asegurador venezolano.

El emprendedor se hace camino al andar, nada está escrito, y casi nada de lo que le ocurre, bueno o malo, es al azar. Es un camino que se va construyendo, a fuerza de creer, y persistir en esa idea que puede que en su nacimiento no atraiga a muchos, pero que si se le pone pasión, nos lleva a otro nivel, al de aquellos que se atreven a hacer crecer Naciones, y a contribuir desde su espacio con desarrollo de la gente”, reflexiona.

¿Qué diferencias encuentra entre su generación y la de ahora?

Hoy, las oportunidades son mucho más grandes que las que nosotros teníamos en mi época de juventud, que aún sigo siendo joven, pero le hablo a aquellos jóvenes de 18 – 20 años de edad que están en la Universidad, que tienen sueños y esperanzas, que tienen fe de que van a encontrar su oportunidad. Hoy, el Mercado es mucho más amplio, las fronteras están sólo en los mapas, la Era Digital abrió las puertas a un mercado global donde los límites se los pone uno, un mercado de más de 7 mil millones de posibles clientes, con necesidades que podemos satisfacer. Un mundo donde el acceso a la información es demasiado amplio, y multicultural.

Hoy, podemos saber en tiempo real qué es lo que está sucediendo en otras latitudes, qué están haciendo, cómo lo hacen, cuál es la tecnología que emplean, y todo gracias a dos, de los elementos de la era digital que son la velocidad y la transparencia. De manera tal, que eso nos permite una visión mucho más amplia. Los negocios a través de la web son gigantescos, podemos hacer negocios entre países sin necesidad de viajar. Uno de los mejores ejemplos hoy en día es Amazon, que se convirtió en el principal retail sin ser un retail, porque todo el mundo quiere comercializar sus productos a través de Amazon, por su versatilidad, su velocidad en el envío, y su seriedad, y responsabilidad. Entonces hoy, los negocios son mucho más ambiciosos porque el Mercado es multipolar y globalizado, y el que logre capitalizar una idea a través de estos medios digitales tiene el mundo en sus manos.

Siendo así, para la generación Millenial la era digital representa una grandísima oportunidad sobre todo para los negocios de servicios, no sólo para el de ventas. Hay apps que se dedican a prestar servicios, como Uber, que es una de las empresas de taxis más grandes del mundo y no tiene ni un taxi.

De manera tal que las oportunidades son mucho mayores que las que nosotros tuvimos en nuestra época, porque hoy el que logre un engagement con un negocio puede desprenderse, y crecer muy rápidamente desde el punto de vista financiero.

Háblanos de tu blog ¿Cómo nació esa necesidad de comunicar?

Yo creo que la necesidad de comunicar es permanente, el deber de todo hombre de negocio, o de todo aquel que se convierta en una referencia o en un foco de inspiración para otros, debe ser compartir el cómo ha sido ese camino, y cuáles son las herramientas y talentos que debe tener un emprendedor o un joven que quiera convertirse en uno. Hoy en día, podemos transmitir mucho más a través de las redes sociales, que a través de los libros, se trata de un Live permanente, no de teorías y es eso, por lo que hoy, el empresario debe poseer entre sus cualidades, la de saber comunicar, la de coach motivacional, pues se ha convertido en una guía. Muy atrás quedaron los tiempos en los que los empresarios eran conocidos sólo como un nombre en un organigrama, y una referencia lejana, cuando se hablaba de empresas.

Decía el creador de la web Alibaba, que de los 20 a los 30 años de edad dedícate a estudiar, a lo que te gusta, a lo que quieres hacer, a crear las bases de lo que vas a desarrollar en el futuro, de los 30 a los 40, dedícate a consolidar eso que has aprendido y por supuesto a hacerlo crecer. De los 40 a los 50 dedícate a promover nuevas generaciones, a motivar a la gente joven, a que emprendan, a que sigan desarrollando su talento y por último de los 50 a los 60 comienza a disfrutar plenamente de la vida. Entonces, todo ese aprendizaje que se va adquiriendo hay que compartirlo, hay que contar cómo lo hicimos, porque el emprendimiento es una travesía, emprender algo es como ir a la luna sin haber ido, es como cruzar el atlántico sin haberse montado nunca en un barco, es una experiencia de todos los días, que puede ser más llevadera si contamos con la guía de quienes ya han pasado por muchos de los obstáculos por los que nos tocará pasar.

Hace unos días, falleció el empresario Hugh Hefner creador de la revista Playboy, quien decía que la vida era muy corta para vivenciar los sueños de otro, de tal manera que los sueños siempre son posibles si eres persistente, si eres constante, si crees en lo que haces y lo haces con pasión.

Hace poco habló en una de sus entradas sobre el gran número de emprendimientos que nacen anualmente y la reducida cantidad que logra mantenerse. El suyo pertenece a ese selecto grupo, ¿Cuál es la clave?

Ya lo dije, la persistencia, las ganas de querer ser, las ganas de estar ahí y ponerle pasión. Las oportunidades siempre están ahí, sólo hay que estar enfocados, y no permitir que el pesimismo nos invada, que nos robe la esperanza. Conozco muchos que quisieron emprender pero se dejaron llevar por la desesperanza, por el no puedo, por la falsa creencia de que aquí en Venezuela no es posible ser exitoso, y esa misma forma de pensar fue la que los ahogó.

Si bien es cierto que la crisis que vive el país nos está afectando a todos, también es cierto que mientras unos lloran otros hacen pañuelos. En situaciones de crisis es cuando más surgen ideas innovadoras, porque la situación nos obliga a salirnos de la caja, a recrearnos, y a ser cada día más resilientes.

Que si me afecta la crisis que estamos viviendo, por supuesto que sí. Que si me quejo y pienso en irme de Venezuela, esa no es una opción, yo estoy y voy hasta el final, porque tengo un compromiso conmigo y con mi país.

¿Qué lo hace hincharse de orgullo venezolano?

Venezuela es un país que retumba, pero para bien. Lo tenemos todo; recursos naturales, la reserva petrolera más grande del mundo, el clima más divino de todos, y la gente más alegre, resiliente y solidaria del planeta.

Mi corazón se hincha de orgullo cuando nuestros atletas resultan vencedores en competencias fuera de nuestras fronteras, porque eso es señal de que sí es posible, de que no todo está perdido y de que a pesar de las dificultades, tenemos un potencial que está ahí. O cuando veo que el talento de los profesionales venezolanos es tan apreciado en otros países, cuando dicen, este robot lo inventó un venezolano, o esta vacuna contra tal o cual enfermedad la creó un venezolano, o cuando nos unimos en un sólo corazón para ayudar a quienes pasan por momentos tan duros como los vividos en la tragedia de Vargas.

En fin, se me hincha el corazón de orgullo cuando veo las ganas de muchos de echar raíces aquí, y luchar hasta el final. Y a esos me debo, y los estaré acompañando en el proceso.

Loading...