Archivo web.

La población de Barrancas del Orinoco, al sur del estado Monagas,  no cuenta con un matadero, ni especialistas que evalúen o verifiquen la calidad sanitaria de los semovientes destinados al consumo humano.

Desde el año 2016, ha persistido esta falencia, y en el 2018, el problema ha dado un nuevo vuelco, porque ahora se han proliferado vendedores informales que trabajan en las calles de Barrancas, ofertando carne sin control sanitario.

La denuncia, fue formulada por el periodista y especialista en producción y manejo animal, Rafael Sarabia, habitante de Barrancas.

Los vecinos de la mencionada población, ubicada en el municipio Sotillo, se han mostrado preocupados porque saben que el rubro no recibe ninguna fiscalización, sin embargo, siguen arriesgándose y adquieren el kilo de carne roja en 500 BsS.

Sarabia indicó que el consumo de semovientes sin control sanitario, pone a los barranqueños, al borde de contraer enfermedades comunes en ganados, como  la brucelosis, tuberculosis y la leptospirosis, y esto puede generar una epidemia.

Instó a las autoridades municipales gestionen de inmediato la activción del matadero municipal

Loading...