Foto: archivo web.

El sector licorero en Delta Amacuro se encuentra al borde de cierres masivos de locales por el aumento constante de las bebidas etílicas, los testimonios conocidos confirman que el precio de las bebidas es muy volátil, estas aumentan a diario.

Los mismos licoreros han informado que en cada pedido muestra un aumento del 100% respecto al  último pedido, y no hay margen de ganancia sustentable, y que además no se ajusta a la necesidad de los consumidores.

La demanda de los productos se ha visto marcadamente afectada negativamente durante febrero de 2018, mientras el ron más barato está por encima de los 400 mil bolívares.

El denominado aguardiente, es el más barato que junto al ron, sigue siendo una alternativa, pero la Vodka, y Brandi, ya dejaron de ser apetecible por su alto valor, mientras que la cerveza, el coñac, y el whisky, son bebidas para una población muy reducida.

Ante este escenario, llaman a las empresas distribuidoras a considerar la actualidad venezolana y adaptarse con los precios.

Desde el 20 de diciembre de 2017, cuando la Sundde Ordenó una rebaja de 30%, este organismo no ha supervisado a los locales de licores, y tampoco ha abordado a los distribuidores, asegura el gremio de las bebidas espirituosas en Delta Amacuro.

Aun cuando no hay números oficiales, se calcula que la venta ha caído en un 70% respecto a los diciembre de 2017, y enero de 2018.

Loading...
Compartir