Continúa venta de dinero en efectivo en las calles de Tucupita por un valor mayor que su valor

Por más que se le pongan correctivos a la escasez de papel moneda, el desespero de la población por adquirir bienes de la cesta básica estas últimas semanas, ha llevado a que nuevamente se incurra en la práctica de vender el dinero en efectivo.

En lo que va de semana se ha podido observar cómo el nuevo circulante se oferta hasta en un 350% por encima de su valor, el mismo porcentaje para su venta que había adquirido antes de la reconversión.

Lo cierto es que parte de lo que acontece tiene su origen en las compras nerviosas que han desatado el ímpetu de adquirir rabiosamente cuanto producto esté a nuestro alcance ante el temor de que en lo adelante vuelva a ponerse lejos de nuestras posibilidades, y quizá para ahogar la irrefrenable ansiedad de llevar a casa aquello que no podíamos comprar debido a la debilidad del sueldo.

Por otro lado, el gobierno continúa haciendo énfasis en que no hay razones para proceder de tal manera garantizando que estos ajustes se sostendrán en el tiempo.

La población actúa por instinto y poco valen las razones, la estampida ha sido enorme y las colas proliferan al frente del comercio deltano, comprando aquello que se ponga a tiro de nuestra billetera, física o digital. Incluyendo el cono monetario.

Compartir contenido