Desde mi Templo. Continuación…

Tu respuesta, amigo mío es: hazle saber si sabe, o ha oído de las 100.000 muertes cada año producto de reacciones adversas a medicinas aprobadas por la FDA.

Un ejemplo gringo de los  peligros de la obediencia ciega; los médicos, pacientes y enfermeras no cuestionan la prescripción. Un médico ordenó que gotas para el oído fueran administradas al oído derecho de un paciente que tenía dolor por infección allí.  Pero en vez de escribir completamente la posición «oído derecho (right ear) en la prescripción, el médico lo abrevió de modo que la instrucción decía «poner en el oido D» (place in R ear). Tras recibir la prescripción, la enfermera responsable puntualmente puso el requerido número de gotas del oido en el ANO (Rear), del paciente… pero ni el paciente ni la enfermera lo cuestionaron ¿le enseña su médico cómo construir una mejor salud, o él está usando su posición para convencerlo de que se inyecte a su hijo?

No olvidéis que los médicos tienen sólo la cantidad de poder que usted les da. Si usted es uno de los que no vacunan a sus hijos, preparaos para recibir agresiones como que «eres un mal padre; que no eres médico; que el niño no puede ir a la escuela sin vacunas; su hijo morirá; usted no entiende la ciencia, y un largo etc. Ante esta avalancha, recomiendo que preguntéis al médico: ¿leerá usted en voz alta y examinará conmigo los ingredientes de la vacuna que inyectará a mi hijo? ¿De qué manera los ingredientes combinados en las vacunas harán a mi hijo más sano? Si las vacunas funcionan ¿cómo es que mi hijo es una amenaza para los niños vacunados? Si las vacunas funcionan ¿Para qué entonces las dosis de refuerzo? Puesto que cada niño es diferente biológicamente ¿Cómo sabe usted cuándo una vacuna funciona y cuándo no? ¿Cómo verifica usted eso? ¿Qué pruebas científicas realiza usted antes y después de la vacunación para descartar que mi hijo tenga una reacción adversa? Si usted inyecta a mi hijo con vacunas múltiples a la vez y hay una reacción adversa ¿cómo sabe usted cuál vacuna es la culpable?

Son escasos los lugares del mundo donde esta peste judía no ha actuado. Se experimentó en Nicaragua, México, Filipinas, India y muchos otros. El caso emblemático de la criminalidad judía ocurrió en Kenia, un pueblo centro africano. La misma pareja de criminales judíos BILL y BELINDA GATES, por vía de sus lacayos OMS y UNICEF administraron esterilizantes a pacientes haciéndoles creer que eran vacunados contra el tétano. Os cuento como fue, o mejor en el otro editorial… continuara. Buen provecho.

Loading...