Parte de la calle Mariño en el centro de Tucupita / Tanetanae.com.

Se trata de un polémico abordaje, tomando en cuenta la difícil situación por la que atraviesa la sociedad venezolana, no obstante, hay personas que, -aclarando no normalizar la crisis-  explican ser felices desde el punto de vista espiritual, llevando a cabo algún tipo de actividad.

Edgar José, quien vive en el sector de Santa Cruz, aseguró que la forma con la que busca olvidarse y ser feliz a pesar de la situación país, es saliendo todos los días a conversar con sus amistades en algunos espacios públicos de Tucupita,

Para el ciudadano, es importante despejar la mente al conversar con sus amistades en medio de las múltiples problemáticas que afrontan los venezolanos. Durante los fines de semana aprovecha entretenerse con su familia, practicando cualquier actividad.

“Hay que despejarse, los fines de semana la paso con mi familia. A veces jugamos unos Dominó entre nosotros”, dijo el señor Edgar José la mañana del jueves 12 de noviembre.

Henry Ordaz dijo que el momento en el que intenta olvidarse de todos los problemas que se presentan en el país, es durante las noches, ya que puede descansar y conversar con su familia en la comunidad de 19 de abril.

El señor Ordaz destacó que es necesario que haya alguna distracción en la vida cotidiana de las personas para que la crisis económica y la pandemia del coronavirus, no los afecte directamente.

“Tenemos que relajarnos, si estamos muy pendientes de los problemas nos vamos a morir”, dijo el señor Henry Ordaz, al ser abordado por Tanetanae.com.

Los deltanos intentan ser felices aunque la crisis venezolana siga incrementando en medio de la pandemia por el coronavirus.

Loading...
Compartir