Puerto de Volcán, Tucupita | Foto: archivo web.

Cuarenta aborígenes procedentes de San Francisco de Guayo, parroquia Padre Barral del municipio Antonio Díaz, se quedaron varados en el puerto de Volcán de Tucupita, luego de viajar para cobrar quincenas y pensiones.

Tras dos días esperando el arribo de gasolina a la estación de servicio de La Playita, cuarenta originarios del pueblo warao ahora están pasando hambre porque ya se quedaron sin provisiones y dinero.

La preocupación cunde en la mayoría de los tripulantes porque hay más de nueve personas de la tercera edad, mujeres y niños que dependen del alimento cuyas raciones se reducen con el pasar de los días.

La embarcación utilizada es de un calado considerable y necesita seis tambores de gasolina de 200 litros cada uno para poder retornar hasta su comunidad.  El precio de un bidón de carburante en Volcán es de 270.000 bolívares en el mercado ilegal. Los afectados no cuentan con esa cantidad.

Loading...
Compartir