Foto: archivo.

Algunos deltanos abordados por este medio aseguraron que en esta Semana Santa no contarán con pan en sus mesas y mucho menos, vino. Se trata de la comida y la bebida con la que solían contar en años anteriores.

Una deltana consultada en el centro de Tucupita manifestó que en esta Semana Mayor varias familias comerán menos porque no cuentan con los recursos monetarios suficientes, ya que todo está caro.

Un usuario señaló que poder  compartir alguna bebida en casa no resulta barato. Una botella del licor más barato vale entre los 400 y 500 mil Bs, por lo que aseguró que guardará el dinero para comer.

“A los que nos gusta por lo menos tomarnos una botellita, para pasar el rato, no se va a poder, porque la botella más barata está en 400 o en 500 mil bolívares, el sueldo nos alcanza para comprar una sola harina, por punto de venta, y después los que nos queda es una miseria que ni para una botella”.

Loading...
Compartir