Hasta cuándo el alcalde Amado Heredia, se retrasa en el pago de los compromisos laborales a los trabajadores de la alcaldía del municipio Antonio Díaz, parece decir Cristóbal Brooker en la imagen.

Para Brooker, un reconocido dirigente político del municipio indígena, no hay explicación, “luego de ser el alcalde más votado del país, pasó a ser el más ineficiente, es un fenómeno digno de ser estudiado por los científicos sociales”.

Según el activista, las múltiples carencias del municipio, desnudan las carencias como gerente público del actual alcalde, “falta el transporte, la comida, las medicinas, menos mal que Amado no fue gobernador del estado, sino estaríamos muriendo de mengua”.

En su opinión, Lizetica se equivocó al promoverlo, “la gobernadora hizo un acto de justicia social al impulsar a aquel a quien venció en las urnas, ahora bien, viendo lo visto, mejor lo hubiera dejado en su casa, serían muchos los problemas que se habrían evitado”.

“Amado perdió la brújula y no hay mucho que hacer, en tiempos en que se acerca la mitad de su periodo deberían considerar la posibilidad de someterlo a un revocatorio, de seguro, saldría con mayor rechazo que la votación que obtuvo para llegar a la alcaldía, no tiene nada que mostrar, ni obra que exhibir, ni deseos de avanzar, su gestión ha sido nefasta”, expresó.

“La gobernadora tiene en sus manos propiciar un cambio de timón, Amado ha demostrado serle desleal al permitir fisuras en el tren de mando del municipio, amparadas por su actitud guabinosa y traicionera, creo que llegó el momento de ponerle fin a esa triste gestión”, finalizó.

Loading...