La tarde del pasado jueves se conoció que César Polaco, médico de traumatología del hospital Dr. Luis Razetti fue robado en tres oportunidades en tan solo una semana.

Polaco cuenta que la última vez, varios delincuentes abrieron su vehículo cuando estaba estacionado en una de las calles de La Perimetral. Salió a hacer algunas diligencias, pero cuando volvió, personas desconocidas se habían robado la batería, un caucho con rin incorporado y el reproductor de sonido.

El médico traumatólogo ahora debe caminar o tomar un carrito por puesto para dirigirse a su trabajo porque lo robado no se consigue, y si se consigue, los precios son exorbitantes.

Loading...
Compartir