Foto: archivo

Algunos residentes de las diferentes localidades de la vía nacional, sur de Tucupita, aseguraron que el agua que reciben a través de la red de tuberías, estaría presentando anormalidades desde la supuesta restauración de una de las bombas de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG).

Un vecino de Paloma, Tucupita, indicó que en los últimos días ha podido ver cómo el agua ha cambiado a diferencia de un par de semanas atrás.

“Anteriormente llegaba clarita, pero ahora cae demás de sucia, eso es marrón, tenemos que echarle esas cosas que sirven para aclarar el agua”, dijo el señor.

Advirtió que esta traba podría afectar la salud de quienes consuman el agua “eso puede ser peligroso, sobre todo en los niños”.

Recientemente un niño habría fallecido por ingerir agua contaminada en la comunidad El Caigual, norte de Tucupita.

Lizeta Hernández, informó el pasado miércoles 15 de mayo, sobre la reparación del equipo averiado en la planta I de la CVG.

Loading...
Compartir