IMAGEN DE REFERENCIA | Foto: archivo de Google.

El uso de capuchas entre los militares está generando cuestionamientos en Tucupita en medio de procedimientos rutinarios no armados, donde no se requeriría este tipo de indumentarias, reclamaron varios deltanos que fueron abordados de forma presuntamente irrespetuosa durante el pasado fin de semana.

Una familia que compartía del juego disputado el pasado fin de semana en el gimnasio cubierto de Tucupita, cuestionó la supuesta actitud hostil que mostraron los efectivos de la Guardia Nacional que mantenían sus rostros cubiertos con capuchas.

El abordaje rutinario se habría convertido en un tenso momento en el que un grupo de encapuchados procedieron de forma no acorde a la investidura militar, aun no estando en un contexto de enfrentamiento armado.

La actitud de los funcionarios con rostros escondidos habría sido violenta en comparación con la de los uniformados que no usaban la indumentaria, explicó el ciudadano a quien supuestamente irrespetaron.

“Nosotros estamos aquí esperando a que nos vengan a buscar, no salimos porque afuera es peligroso”, le habría dicho el señor al grupo de encapuchados que exigían a toda costa desalojar las inmediaciones del gimnasio cubierto de la capital deltana el sábado 10 de noviembre.

“Los que usaban capuchas estaban más alzados”, dijo el hombre que lamentó haber tenido un momento muy incómodo con su familia.

Pero además del abordaje militar en el gimnasio cubierto de Tucupita, más deltanos temen que el uso de este tipo de indumentarias castrenses sirvan como estrategia de violación de derechos humanos anónimos, aun cuando constitucionalmente se requiera denunciar.

Loading...
Compartir