Daratu: la chama de Tucupita que me gusta. Capítulo VI

Ilustraciones de Joine Ramos

Una historia original de Tane tanae

Lea el quinto capítulo AQUÍ.

Cayó al suelo, pero él, que lo miraba atónito, no supo en qué lugar de su cuerpo había impactado alguna bala, ni desde dónde había salido. Ahora tiñe de rojo la boca de aquel policía nacional. Daratu sigue agachado y se despide del mundo terrenal mentalmente.

Las luces se desvanecen frente a él. Las ve como caligrafías y es probable que una bala lo haya penetrado. No lo sabe. Solo avanza sobre una acera tibia y rústica. Atrás ya ha dejado al policía nacional. Avanza unos metros y por su mente sigue imaginándose entrañas perforadas, sangrientas y espesas.

Delante, mira subir un pequeño cerro a cuatro patrullas llenas de hombres armados, una ambulancia y su sirena rechinan en sus oídos.

Entonces se da cuenta que sus vísceras son mentales y está bien. Lo rodean, lo interrogan. Él no recuerda qué respondió. Hasta ahora no lo sabe, estando fuera de Venezuela. En pocos segundos ya no supo más de su existencia.

A nueve horas por carretera, está Tucupita, una pequeña ciudad en el suroriente venezolano, allí vive su novia.

Nabaida no sabe nada, solo está en su casa del sector San Juan. Mira el redundante caño Manano desde la ventana trasera.

A sus 18 años, se imagina, bajo aquel árbol de Guamo, besando apasionadamente a su amado hombre alto, moreno y sujetada entre sus brazos fuertes.

Es de familia que lidia con la falta de gas, el exceso de charcos y de renacuajos ronroneantes. Esperan estudiar ingeniería, o tal vez medicina, aún no lo saben, no ha sido un tema que hayan tocado demasiado en las horas de conexión en Facebook. Ambos están dispuestos.

Toma el teléfono, mira su foto. ¿Por qué ya no sé de él? Se pregunta intrigada, molesta. Sigue esculpiéndolo en silencio y es  la que ahora toma la iniciativa. Son las 9 de la noche, llueve en Tucupita y es probable que ella se moje. De lágrimas o humedad, pero presiente que será así y ya está predispuesta.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta