(Caracas, 15 de junio. Noticias24).– Esta nueva generación de vinotintos destaca por su gran calidad en la delantera. Una de esas piezas claves es Darwin Machís, el joven deltano que se ha ganado su puesto a fuerza de goles.

Nació el 7 de febrero de 1993 en Tucupita, estado Delta Amacuro. Sus dotes deportistas se hicieron notar desde muy temprana edad. Comenzó en las canchas de fútbol sala, llegando a representar a Venezuela en distintas categorías. En 2009, participó en Liga Nacional De Fútbol de Salón Menor donde explotó su calidad goleadora.

Su salto a la grama fue con Mineros de Guayana. Con el equipo oriental debutó en la Primera División ante Estudiantes de Mérida el 21 de agosto. Ese mismo año, logró sumar su primer título ganando la Copa Venezuela, torneo en el que terminó como goleador con ocho tantos.

Por su increíble primera temporada como profesional, la Federación Venezolana de Fútbol le condecoró con el premio juvenil del año.

El campeonato local le quedó pequeño rápidamente. Su sueño de irse a Europa se materializó en el 2012, cuando el Udinese informó que se hacía con los servicios del jugador por cinco años. Pero la directiva del equipo italiano prefirió cerrar contrato para que jugase en el Granada FC.

En el equipo español consiguió un debut soñado, al marcar el único gol en el minuto 30 ante La Hoya Lorca CF. Fue goleador del Granada en la pretemporada del 2012 y debutó en La Liga Española ante el Rayo Vallecano.

En 2013, tuvo una corta estadía en calidad de préstamo en el Vitória Sport Clube portugués.

Volvió a España ese mismo año pero con el Hércules, disputando sólo tres encuentro. También ha jugado en el Huesca y el Leganés.

Este año llegó al Cádiz, donde parece haber encontrado la fórmula para mantenerse en la plantilla titular. A fuerza de goles, se ha convertido en pieza fundamental del equipo que juega en la Liga Adelante.

Se rumora que para este año podría llegar al Udinese, equipo donde comenzó su viaje por Europa.

Loading...