El reconocido dirigente deportivo y presidente de la Asociación de fútbol de salón del estado Delta Amacuro, considera que las instalaciones deportivas no tienen doliente gubernamental.

“Estamos en una situación muy crítica debido al Covid-19, pero esa no es excusa para el estado en el cual se encuentran la mayoría de las instalaciones deportivas en nuestra entidad, especialmente en el municipio capital”, expresó.

Gómez repudio categóricamente lo acontecido con el gimnasio de lucha, y “ni qué hablar del estadio Isaías “Látigo” Chávez, y los gimnasios de boxeo y pesas, desmantelados por completo, ambos espacios cerca de la residencia de gobernadores”.

“Es lamentable ver esos espacios convertidos en una desidia deportiva, el deporte al parecer para quienes gobiernan nunca será una prioridad, merecemos algo que valga la pena, un plan de mantenimiento continuo, no paños de agua fría. Aquí nadie me va echar cuentos de la realidad deportiva, nosotros si nos la pasamos metidos en comunidades y barrios con nuestra disciplina impulsando el deporte, lamentando profundamente lo que vivimos”, indicó.

En el mismo orden de ideas manifestó, “ojala se haga un llamado a la reflexión y tomen cartas en el asunto con los robos en dichos espacios, ojala los cuerpos de seguridad se pongan las pilas como lo dijo la máxima autoridad del estado por lo acontecido con el gimnasio de lucha y los reflectores del parque Tucupita II”.

Para finalizar, Gómez sigue recomendando a su gente del fútbol de salón y al colectivo en general mantenerse en casa, “es la mejor prevención que podamos tener para contrarrestar esa pandemia mundial”.

“Pronto regresáremos a las canchas”, cerró.

 

 

Loading...