El hombre que casi resulta aplastado un año atrás por dos trenes que iban de frente e impactaron, logró salir ileso y continua al frente de Satrimut.

Vital para la alcaldía, a cargo de recaudar los fondos para mantener activo el servicio de aseo urbano, entre otros requerimientos, y vital para el comercio mediando con el gobierno para llevar la fiesta en paz.

En medio de esa coyuntura, por suerte para él aun no le ha caído el pelo ni le han salido canas, y va toreando la situación.

Sus funcionarios, familiares y amigos le desean muchos años más de vida; Loa le desea coraje y entereza; y el gremio equilibrio y moderación.

Feliz cumpleaños.

Loading...