De la estafa de María, a la promesa de la misión «mi casa bien equipada»

María desapareció por ahora, hasta que alguien más tome su lugar. De momento, sus integrantes, los primeros, están tras las rejas.

Ahora se gesta nuevos intentos de estafas, como el que le ocurrió a Coromoto Farías, quien vive en la calle Bolívar de Tucupita. A ella le llegó un mensaje de texto el sábado a las 7 am. Según el contenido, se trataba de un funcionario del gobierno, prometiendo equipos electrodoméstico a través de la misión «mi casa bien equipada».

Coromoto supo que se trataba de una estafa y decidió hacerle creer que estaba por cumplirle. El estafador le aseguró que, para poder optar por los ocho equipos, debía efectuar un pago. Según el victimario, todo costaba 22 millones, pero apenas le exigían 6 millones.

Lo que comenzó por un mensaje de texto, siguió por una devolución de llamada por parte de Coromoto,  para indagar. Los estafadores  le estaban exigiendo un número afiliado a WhatsApp, así como su nombre, apellido, número de cédula y lugar de residencia.

Según los victimarios, ella debía transferir o saldar el dinero a través de pago móvil. El código de confirmación debía mostrárselo a funcionarios de la GNB, quienes serían los que entregarían los equipos.

Ella siguió la investigación y afirmó que podía transferir. Cuando facilitaron los datos bancarios, se llevó una sorpresa.

«Ciudadana(o)Cuenta a Trasferir: Banco Venezuela Cuenta Ahorro #0102-0497-6501-0498-3522 a Nombre De la Lcda. Narlin Nava C.I:V-18.815.989. Estamos En La Espera de Su Capture De Trasferencia Bancaria».

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta