Foto de archivo web

Diarreas crónicas y erupciones en la piel, son algunas de las enfermedades que, según los residentes de Macareito, padecen por el consumo del agua putrefacta que sale de las tuberías.

Además del problema de las carreteras, habitantes de Macareito se ven afectados por las enfermedades, que en ocasiones, no puede ser tratada en un ambulatorio por lo grave de los dolores estomacales y la “picazón” en el cuerpo; por lo general ataca a los más pequeños de la casa.

Con la nueva afección por el estado del agua a través de las tuberías de todo el municipio Tucupita, nuevamente el vital líquido sigue siendo una de las debilidades de los servicios básicos en la capital deltana.

Es por ello que los perjudicados piden a los organismos encargados del servicio de agua,  que promuevan a la brevedad posible una solución a la problemática que compete directamente a los entes como Hidrodelta y CVG.

 

 

 

Loading...
Compartir