Av. San Cristóbal de Tucupita | Tanetanae.com

El caño que recorre las orillas de la prolongación de la calle San Cristóbal y Delfín Mendoza, se ha convertido en una conexión para las organizaciones delictivas, que ahora inundan ambos sectores.

Los vecinos de Delfín Mendoza han alertado este sábado que «la inseguridad se ha soltado el moño» (ha recrudecido los abordajes delictivos). «Todas las calles que dan a la prolongación de la calle San Cristóbal están más inseguras que nunca», dijo este fin de semana una ciudadana que vive en la calle II de la urbanización Delfín Mendoza.

«Anoche (el viernes 11.09.2020) andaban cuatro hombres como a las 11 de la noche por las casas, y que pidiendo agua, pero entre los vecinos nos alertamos, hicimos bulla y se fueron. De ñapa, a esa hora se fue la luz»,  cuenta la vecina.

El viernes por la tarde varios hombres abordaron a una señora en Delfín Mendoza y le quitaron toda la comida que llevaba. La mujer está bien, pero traumada.

«No puede ser, todo este sector se ha convertido en una zona roja. A cada rato roban, la gente se la pasan en los techos y uno anda casi de manos atadas, porque ni patrullas hay por ahí».

La residente de Delfín Mendoza ha cuestionado que los cuerpos de seguridad no patrullen, aun cuando todos tienen prioridad para el abastecimiento del combustible.

«Tú ves puras patrullas y carros de los organismos de seguridad en las gasolineras y mira, cuando uno los llama, si es que responden, nunca vienen», dijo la mujer que vive en Delfín Mendoza.

Loading...
Compartir