Foto: archivo.

Un litro de agua iguala el  precio de 200 litros de gasolina en el mercado legal, y es el equivalente a diez litros de gasolina de comercio paralelo.

Hidratarse con agua procesada por alguna empresa en cualquier ciudad ya tiene su impacto en el bolsillo, y en Tucupita, cuesta 20.000 bolívares, el equivalente a un bidón de gasolina de 200 litros en el mercado legal; es decir, 200 litros de gasolina por cada litro de agua.

Aunque en el mercado ilegal la reventa de 200 litros de gasolina ha alcanzado los 400 mil bolívares, aun así, el precio del litro de agua, sería equivalente a diez litros de gasolina que pasaría a valer  2.000 Bs por litro.

En las panaderías del Delta se exhiben litros de agua hasta en 20 mil bolívares, siendo comparativamente muy caro. Cabe la interrogante sobre las inversiones que se hacen para producir un litro de agua y un litro de gasolina.

El primero tiene un origen natural que conlleva un proceso más sencillo que la gasolina que debe pasar por procesos más complejos, incluso en el mercado internacional, marcado por el precio de una moneda como el dólar, cuyo valor está muy por encima de un devaluado Bolívar.

Otras presentaciones de agua no bajan de 15.000 bolívares, y se espera que un nuevo ajuste se concrete de acuerdo con el 40% de aumento salarial anunciado por el presidente Maduro el pasado 31 de diciembre.

Loading...