Deltanos aplican trueques de comida ante constante devaluación del bolívar

“Cambio tres plátanos por un kilo de arroz o un kilo de cambur por un kilo de arroz”, gritaba una señora acompañada de otras personas en el centro de Tucupita, el mediodía del miércoles 25 de noviembre.

Ellos prefieren realizar  trueques con algún tipo de comida, ya que, de recibir dinero en bolívares, no pudieran adquirir los productos alimentarios por sus constantes incrementos de precios en los diferentes establecimientos comerciales, mientras se devalúa la moneda nacional.

Tras cada incremento del dólar paralelo, los empresarios fijan precios mucho más elevados, dejando al ciudadano común sin mayores opciones de compra.

Al miércoles 25 de noviembre del 2020, el dólar paralelo se ubica en  975.013,78 bolívares, a las 6:40 pm, mientras que, el salario mínimo de un trabajador común, no supera los 1.200.000 bolívares al mes.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta